Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2018

La muerte de los poetas

Murieron los poetas como murió la poesía, en silencio y sin anuncios,
Lentos, adormilados en un sofá, con el cuello torcido y la espalda encorbada,
el brillo del televisor iluminaba sus rostros pálidos,
perros echados a su lado apoyaban el mentón sobre sus piernas,
agobiados por la pasividad del agobio,
olor a humedad, papel oxidado, polvo tamizado con hongos,
los lomos de mis libros se quebraron sobre la inmovilidad,
las librerias se convirtieron en templos de un solo ejemplar,
las editoriales comen pan integral y semillas para cagarnos mejor,
los niños visitan museos de realidad aumentada,
sus abuelas siguen usando malos perfumes y recitando quejas vacías.
Los poetas murieron de hambre, de olvido e incomprensión,
no creo que sus metáforas, aliteraciones, anaforas, hipérboles, personificaciones, imágenes, se hayan convertido en lenguaje incomprendido por la inteligencia artificial,
no creo que los haya matado su falta de realidad -aumentada-,
no creo que los haya matado el tiempo, qu…

El día que media Tierra no despertó

Texto basado en:



Ni la bruma que oscurece esta noche puede ingresar por las ventanas y puertas tapiadas. Estuve toda la tarde asegurando las tablas con varios clavos que encontré guardados en un bollón de vidrio, si una horda buscara atravesar esa puerta el ruido nos alertaría y tendríamos el suficiente tiempo para poder escapar. Estuvimos explorando en la zona sin encontrar un lugar seguro, hasta que por fin vimos este lugar, escondido por la vegetación, solitario y silencioso, esperando a una pareja de eternos viajeros. Comimos de algunas latas de conserva mientras las velas se consumían lentamente. Nos abrazamos, miramos, sumergidos en el silencio, la llama de la vela. La flama intermitente, ondulante, iluminaba nuestros rostros hasta que un humo negro y zigzagueante se elevaba perdiéndose en la oscuridad. Lentamente nos quedamos dormidos. Creo que todo esto se hubiera podido evitar, siempre me costó ponerme de un lado. Muchos de ellos pasaron por la universidad, recuerdo haber te…

Un lugar perfecto

El sol sale cuando me despierto, siempre hay café y fruta de desayuno. Mi casa se pone a flotar por un cielo que es celeste, atraviesa tormentas para volver a mostrar calma. Antes de salir al trabajo despliego mis alas y doy una vuelta por la cordillera. Me limpio la nieve que descansa en mis hombros, bajo hasta el suelo y camino un rato por los parques. En este lugar un parque es inmediato al otro, entonces uno solo puede adivinar por donde está caminando con la ayuda de los árboles que rodean el camino. Si estás en el parque de Epicuro, los robles marcan tu camino; en el parque de Aristóteles, los olivos crecen frondosos; en el parque de los enamorados, sauces llorones y cerezos en flor se mezclan de forma bipolar.
Esta semana leí un artículo sobre las revoluciones que estallaron este año, parece que ningún movimiento revolucionario se había hecho con el poder hasta ahora, estaban buscando posibles interpretaciones sobre la ciudad y la sociedad por la que estaban luchando. Me parec…